Nav Background

EAGLE FORD SHALE – ESPANOL – IMPACTO ECONOMICO – DECEMBER 2012


Download118
Stock
File Size362.21 KB
Create DateDecember 20, 2012
Download

La formación geológica conocida como Eagle Ford Shale, es un yacimiento de hidrocarburos que tiene una profundidad de 4,000 a 14,000 pies. Sus actividades principales son la excavación y perforación, las cuales se llevan a cabo entre los 10,000 y 12,000 pies debajo de la superficie. Este descubrimiento es de gran importancia ya que dicha formación contiene gas natural y yacimientos de petróleo. Las proyecciones hechas en el primer estudio realizado en Febrero del 2011 fueron conservadoras ya que estas fueron basadas en la información limitada disponible en ese tiempo. Desde el año 2010, la producción de petróleo y gas ha superado por mucho las expectativas descritas en el primer informe debido al rápido desarrollo de la actividad industrial.

En efecto, las actividades realizadas en el Eagle Ford Shale se han expandido a un ritmo sin precedentes. El crecimiento de la producción del 2010 al 2011 ha sido también acompañado por aumentos igualmente significativos en distintas actividades como en la perforación de pozos y acabados, en la construcción de nuevas áreas residenciales y comerciales, en la construcción de tuberías y en otras numerosas actividades que se desarrollan paralelamente. Este informe sirve para proveer una visión general de todas las actividades relacionadas con el Eagle Ford Shale y su impacto económico.

Este estudio utilizará el año 2011 como el caso de referencia para obtener información sobre la producción, la perforación y otras actividades relacionadas que ayudarán a interpretar los rápidos cambios que están ocurriendo en esta región. El estudio también ha sido ajustado para concentrarse específicamente en los impactos causados en los 14 condados productores, los cuales son de mayor interés para el área de desarrollo del Eagle Ford Shale: Atacosa, Bee, DeWitt, Dimmit, Frio, Gonzales, Karnes, La Salle, Live Oak, Maverick, McMullen, Webb, Wilson y Zavala. Adicionalmente, el estudio incluye una última actividad económica que no depende de la explotación de algún recurso natural, es decir, la actividad no productiva. Este impacto económico fue evaluado en 6 condados periféricos: Bexar, Jim Wells, Nueces, San Patricio, Uvalde y Victoria.